Historia Domplein

Romanos
Al igual que muchas ciudades europeas, Utrecht era originalmente un fuerte romano. En el año 47 d.C. el Emperador Claudio construyó diferentes fuertes a lo largo del río Rin. Uno de estos denominados castellum era Trajectum, la Utrecht actual. Debido al terreno arenoso el río era muy vadeable y en poco tiempo Trajectum se transformó en un centro comercial activo.

Sede de misión
Alrededor del año 275 los romanos tuvieron que abandonar el castellum y el asentamiento. El período hasta aproximadamente el año 650 es desconocido. Cuando alrededor de 695 el antiguo castellum le fue designado a Willibrord como sede de misión, se afirmó el destino de Utrecht como centro eclesiástico. Willibrord restauró las murallas desmoronadas del antiguo castellum e hizo construir una iglesia en honor a San Martín. En el siglo nueve los Vikingos se expandían por Europa y Willibrord huyó a la ciudad Deventer.

Catedral romana
Alrededor de 920 el obispo Balderik pudo regresar tranquilamente a Utrecht y reconstruyó la iglesia. Utrecht se convirtió en una aldea próspera y el siglo once se caracterizó por grandes obras de construcción. El obispo Adelbold hizo construir una nueva y enorme Catedral de San Martín con arcos romanos. Y la mayor autoridad a nivel mundial de aquel entonces – el emperador alemán- hizo construir una residencia: el palacio Lofen.

Catedral gótica
Después de un incendio en 1253 quedó estropeada la catedral romana, el cabildo catedral aprovechó la oportunidad para ir reconstruyendo la iglesia. En Francia predominaba el estilo arquitectónico gótico, y Utrecht siguió esa moda. La nueva iglesia cuenta con arcos góticos. En 1254 se comenzó con el coro de la iglesia, luego siguieron las torres y la nave transversal de la nave. Debido a la falta de recursos, en 1517 se tuvo que suspender la construcción, así es que faltaron los contrafuertes y los arcos arbotantes que son importantes para el soporte de la nave.

Domtoren
Doen men screef MCCCXX en een
Leijt men van mij den eerste steen
Daer na MCCC twe en tachtich
Was ic wolmact so men siet waerachti[ch]

Estos son los versos de la 'última piedra' de la Domtoren. La torre era la cumbre del complejo catedral y el símbolo del poder mundial y eclesiástico del obispo. Jan van Henegouwen fue el arquitecto principal. La veleta se encontraba a una altura de 106,75 metros. Era la figura de San Martín, el aún popular patrono de la ciudad de Utrecht.

Campanas
Las campanas son la voz de la torre. Su sonido siempre les recuerda a los habitantes de Utrecht la presencia de la iglesia y la importancia de la fe. A mitad de la torre cuelgan catorce campanas. Estas fueron fundidas por Geert van Wou en 1505 y aún se usan los domingos y días alegóricos. Desde 1664 además hay un carillón auténtico de Hemony en la torre. Cada viernes y sábado aún se tocan manualmente las cincuenta campanas. Además hay un mecanismo automático que hace sonar una melodía cada quince minutos.

Abandono
En el siglo dieciséis estalló la Reforma y en 1577 Utrecht se hizo protestante. No había mucho interés en mantener la iglesia y la torre en buen estado. Cuando el 1 de agosto de 1674 un tornado atravesó la ciudad, colapsó la parte más débil de la nave. Desde entonces se siguió deteriorando y recién quinientos años después se volvieron a restaurar las ruinas.

Restauración 
En el siglo diecinueve hubo una revalorización de la historia y de los monumentos nacionales. Desde 1875 empezó una minuciosa restauración del complejo catedral. El arquitecto de renombre, Pierre Cuypers, desempeñó un papel importante en todo esto. En 1910 comprobó que el techo de la torre estaba demasiado bajo e hizo –posiblemente sin que esto fuera necesario - construir un nuevo techo. La torre ahora alcanza una altura de 112,32 metros. Al lado de la torre se irguió un edificio de recepción con una imponente caja de la escalera enfrentando la torre. El edificio estaba preparado para el turismo moderno.

Domtoren Utrecht Tickets

La Domtoren se puede ascender exclusivamente bajo la supervisión de un guía durante una visita. Para reservaciones llame al:
+31 (0) 30 236 00 10